sábado, 11 de junio de 2011

La Cabaña de Senen

Casa de Campo junto al lago. Comida tradicional agradable con el entorno y la compañia, buen trato de mano del Sr. Ortega y barra bien atendida por el propio Senen. Fantasticas empanadillas, buen lenguado y buen entrecot. Las filloas no merecen y el cafe tampoco. No es barato ni caro.